La conversación es el intercambio de información entre al menos dos individuos, tratando generalmente de un tema en específico. La conversación es una forma común que permite a las personas de conocerse entre sí. 

Es una actividad generalmente común en la vida cotidiana. Ésta se puede practicar con una persona, incluso si la conocemos de toda la vida o la acabamos de conocer. (familia, cónyuge, amigo(s), compañero de trabajo, supervisor, vecino …).

La manera de expresarse es diferente de un interlocutor al otro.

Los temas de conversación por su parte, se definen como los puntos abordados durante una discusión, por lo cual pueden llegar a ser muy variados e incluso infinitos. La situación se desarrollará dependiendo al tema de conversación seleccionado. En pocas palabras, podemos integrar el contexto, el interlocutor, el lugar, la edad, el sexo, el tiempo, el periodo, el estado de ánimo entre tantos. Sin embargo, en ocasiones los temas de conversación pueden ser bastante banales, comunes, cotidianos o incluso raros, excepcionales, nuevos o inéditos, por lo cual es bastante difícil enumerar a cada uno de ellos en diferentes temas. Cada conversación puede tener su propio nombre, por ejemplo : negociación, discusión, altercado o disputa, y cada una de ellas incorpora una forma diferente de abordar. La conversación no se limita a hablar y luego callar, tienes que involucrarte y estar atento a lo que se dice dentro de la misma.

 

La mirada y los gestos pueden  mostrar el interés que porta nuestro interlocutor.

La conversación es también hacerse respetar (mientras nos escuchan) y respetar al otro (escuchar lo que se nos dice).

Podemos ver y/o sentir fácilmente la atención que presta nuestro interlocutor frente a nuestras palabras; ésta puede ser visiblemente fuerte, débil o incluso inexistente (¿bastante molesto, no?)

Por lo tanto, nos gustaría compartirle las prácticas indispensables durante una conversación (de todo tipo) :

  • Estar 100 % presente : estar concentrado sobre lo que nos dicen
  • No interrumpir la conversación  : esperar al final de su diálogo
  • Responder con sentido : no responder solamente con un « sí » o « no »
  • Interesarse en el hablante : hacerle preguntas, prestarle interés
  • No dudar en re-formular : estar seguro de haber entendido bien
  • Controlar el tiempo de conversación de cada quién : no dejar que el diálogo se convierta en un monólogo
  • Concluir : poner fin a la conversación de manera educada y respetuosa

Voilà ,  tenemos todo lo que se necesita para iniciar una conversación ! Y no lo olvidemos :

La conversación es un arte difícil. Hay que saber ser frugal.

– Gilles Archambault

Author